Domingo 13 de septiembre de 8:00 pm a 9:40 pm
El taller se repetirá el viernes 18 de septiembre del 2020 a la misma hora.

El taller se basa en la comunicación telepática, por esta razón eres libre de participar desde cualquier lugar que elijas.
Puedes encontrar la traducción en varios idiomas en las páginas web de Gudrun Kargl www.gudrunkargl.at o en LifeNet : https://www.lifenet.si/meditations/:

El contenido del taller fue creado por Marko Pogačnik, Artista para la Paz de la UNESCO de Eslovenia en colaboración con Gudrun Kargl, artista de Millstatt, Austria.


Puedes invitar a tus amigos o colaboradores en los que confíes distribuyendo el programa por correo electrónico.

No te preocupes por las diferencias de horario. Trabajamos en alineación con el Sol, así que empieza a las 20hs del 13 de septiembre según tu hora local.
Ten el plan del taller impreso o tenlo listo en tu computadora o teléfono para que puedas seguir el horario.
Encuentra en cada secuencia algunos momentos para escribir tus experiencias. Así podrás compartirlas más tarde con el grupo.

El programa se relaciona con las 10 dimensiones de la realidad multidimensional (ver esquema al final del texto). En este taller el impulso de paz se dirige simultáneamente al mundo manifestado desde el centro de la Tierra y desde el nivel angélico más alto. Mientras descendemos (y ascendemos) a través de cinco niveles formaremos semillas de paz que serán distribuidas alrededor del globo.

20:00 – 20:10 Sintonización del grupo

  • Ten en cuenta que los miembros de nuestro grupo de trabajo están dispersos alrededor del mundo. Siéntete conectado a cada uno y también al lugar desde el que trabajan.
  • Luego invita a los seres de la Tierra y el Universo que apoyan la paz universal a unirse a nosotros. Siente su presencia dándoles la bienvenida.
  • Juntos formamos un círculo alrededor de la Tierra pidiéndole a Gaia que proteja nuestro Taller por la Paz para que podamos trabajar tranquilos.
  • Ten una de tus manos como un cuenco listo en tu regazo. Esta representa la cáscara de la semilla de la paz, que vamos a formar dejando caer en ella las siguientes cinco partículas de la matriz de la paz:

20:10 – 20:20 Partícula 1
(Nivel de los Querubínes y de Gaia, dimensiones 9 y 1)

  • Sales de la casa, es un día soleado y te sorprende que llueva. Pero las gotas son tan finas que se deslizan a través de tu cuerpo entre los átomos y a través de toda la creación terrestre. Siente la cualidad de la paz universal que te impregna a ti y a todo el universo.
  • Entonces, olvídate de la imagen de la lluvia porque el campo de la paz se extiende desde el infinito hasta el infinito como una cualidad.
  • Con una mano has creado la cáscara. Con la otra mano, vierte la partícula 1 en la cáscara de la semilla de paz.

20:20 – 20:30 Partícula 2
(Nivel de los dragones y el mundo angélico, dimensiones 2 y 8)

  • La Diosa de la Paz aparece desde el centro de la Tierra y se acerca al mundo manifestado a través de tu cuerpo. Toma tu tiempo para sentir su presencia extendiéndose por todo tu cuerpo hasta la última célula.
  • Luego mira a tu alrededor y date cuenta que la Diosa de la Paz está encarnando en los compañeros humanos de todo el mundo. La gente ya no está lista para servir a los Señores de la Guerra.
  • Vierte la partícula 2 impregnada de la presencia de la Diosa de la Paz en la cáscara de la semilla de la paz.

20:30 – 20:40 Partícula 3
(El nivel de los destellosde Gaia y las evoluciones paralelas, dimensiones 3 y 7)

  • Siente la paz del mundo vegetal con plantas bailando en tu mundo interior.
  • Luego mira alrededor e imagina que los árboles caminan con sus raíces en la Tierra y sus coronas altas en el cielo. Caminan a través de todo tipo de instituciones humanas, hogares, industrias, etc.
  • El planeta entero comienza a respirar con el color verde, el color del corazón. Como el flujo y reflujo de los océanos, el color verde es inhalado y exhalado por la Tierra y todos sus paisajes y seres.
  • Vierte la partícula 3 en la cáscara de la semilla de la paz.

20:40 – 20:50 Partícula 4
(El nivel de los seres elementales y el agua de la creación, dimensiones 4 y 6)

  1. Si queremos una paz permanente en la Tierra, su cualidad debe estar anclada dentro de los minerales que tienen vibraciones suficientemente altas como lo son el oro, los diamantes y los cristales. Han sido robados a gran escala por culturas humanas en todo el mundo. Sus poderes etéricos deben ser devueltos a la Tierra y a sus reinos.
  2. Imagina que el oro se vuelve fluido y huye de tus joyas, de las iglesias y templos, de los tesoros de los bancos nacionales y privados, computadoras, etc.
  3. Los cristales y el oro fluido encuentran sus lugares originales dentro del cuerpo de la Tierra para convertirse en lugares done anclar la cualidad de la paz dentro de la Tierra.
  4. Vierte la partícula 4 en la cáscara de la semilla de la paz.

20:50- 21:00 Toma unos momentos de descanso y escribe tus experiencias.

21:00 – 21:10 Partícula 5
(El nivel de realidad manifestada, dimensión 5/5)

  • En este nivel la paz debería manifestarse como la verdadera paz entre los pueblos, naciones, culturas y religiones… En cambio, sucede que allí existe un poder y una conciencia que se nutre de los permanentes conflictos y las guerras humanas. El poder para su existencia lo succiona de la desesperación humana, las ruinas, las pandemias y la hambruna; aun si su nombre no está escrito en el Libro de la Vida.
  • Este poder que no tiene nombre tiene que irse de la Tierra. Su tiempo en la Tierra ha llegado a su fin. Tiene que moverse al universo de la Diosa Negra de la Transformación (erróneamente llamada “el infierno”) para transmutarse y poder volver a su verdadera esencia.
  • Imagina que aparece en el vientre de la Diosa Negra una atracción magnética tan fuerte que succiona fuera de la cultura humana, de los seres individuales y de la Tierra la presencia y las raíces de este poder ajeno dirigiéndolo al universo de la transformación.
  • La Partícula 5 se relaciona con la Tierra como un planeta de paz.
  • Vierte la partícula 5 en la cáscara de la semilla de la paz.

21:10 – 21:30 Proceso de plantación:

  • Ahora las semillas de paz están listas para ser plantadas.
  • Cierra la cáscara de la semilla con tu segunda mano y agita rítmicamente la semilla para que esté lista para ser plantada. Haz un pequeño baile ritual con ella.
  • Ahora el suelo de la Tierra necesita ser preparado para la plantación. Satura la Tierra con el calor de tu corazón, el agua de tus emociones y tu dedicación a la belleza de la vida para que la plantación de las semillas de paz pueda tener éxito.
  • Haz uno tras otro gestos correspondientes con la semilla (las manos) para llevarla a diferentes lugares de los cinco continentes, lugares que conoces por experiencia personal o que amas.
  • Quizás deberías acompañar la plantación haciendo sonidos de manera creativa para que las semillas puedan empezar a germinar.

21:30 – 21:40 Conclusión

  • Agradece a los seres humanos que participaron en el taller por la paz y a todos los demás seres que participaron al sintonizarse desde diferentes dimensiones de la realidad multidimensional.
  • Retírate de nuestro círculo y camina por tus senderos de paz.
  • Las experiencias pueden ser compartidas en una de las páginas web mencionadas anteriormente.

Aquí está el modelo de la realidad de 10 dimensiones usado en este Taller de Paz:

One Comment

  1. Dorian

    Mi experiencia durante la meditación:

    – Conexión con el grupo:
    al empezar la meditación pude constatar la simultaneidad de actividades en diferentes planos: por ejemplo, mis preocupaciones y tensiones del día seguían presentes cerca de mi cuerpo pero la concentración y el espacio para la meditación estaban allí también.
    El sentimiento de ser varios alrededor del mundo y de estar conectados con el lugar donde estaban quedó presente a lo largo del taller. Al igual de la protección de Gaia y de otros seres.

    Partícula 1:
    Me sucedieron cosas extrañas de poner en palabras pero lo voy a intentar: lograba formar las imágenes interiores de paz a travez de la lluvia. Pero me era difícil sentir el sentimiento que esto me producía. Cuándo se trató de soltar la imágen y quedarme con el sentimiento que abarca de infinito a infinto pude percatarme que la experiencia de infinitos estaba limitada por mis propias imágenes. Es como si estuviese creando las imágenes con las imágenes que ya tengo adentro y el infinito requiere otra actividad más sútil aún que libera mi mente y la deja ser más orgánica.
    Teniendo eso en cuenta volví al campo de paz extendido de infinito a infinito diciéndome: mi actividad llega hasta aquí, los seres espirituales entienden el impulso y además cada otra persona también lanzó el impulso. Levanté la mano y vertí la primera partícula en la semilla.

    Partícula 2:
    Al invocar la Diosa de la Paz y sentir que acercaba, me dí cuenta que yo tenía aún lazos con los señores de la guerra. La posibilidad de tener miedo llegó. No la tomé. Me dije: este soy yo hoy. Cuál es entonces mi relación con los señores de la guerra? Me atreví a verlo directamente cara a cara y esto fue lo que sentí:
    Mi lado derecho estaba ligado a ellos. Un lazo existente no se de cuando pero que se me hace normal que exista puesto que soy un humano encarnado en esta época. No pretendo ser armonioso, aún tengo muchas cosas que trabajar.
    Al tener ya claro el sentimiento hacia los señores de la guerra decidí entonces llamar a la Diosa de la Paz. Como olas de calor avanzaba hacia mí desde atrás a mi izquierda. Poco a poco fuí/fue reemplazando el lazo con los señores de la guerra.
    La Diosa de la Paz estaba en mi, y volteé a ver a los otros compañeros humanos de manera imaginativa. Ví aquellas personas que eran rodeadas por una gran sombra roja que seguro era la actividad de los señores de la guerra pero justo alrededor de esas personas sobre sus cuerpos y como un metro alrededor de ella brillaba el aura de la Diosa de la Paz. Una fuerza que se abre un espacio con firmeza y amor ante otras fuerzas. Debo de admitir que la sensación que me daba la Diosa de la PAz era algo nuevo que me parecía hasta incómodo.
    Aún me quedaban ciertos lazos con los Señores de la guerra. No sabía mucho qué hacer de esas últimas cuerdas. Llamé a Saturno a ver si podía dárselos a ellos, pero me dije que talvez no era para él. Así que me dije que vería más tarde a lo largo del taller a ver si aparecía la solución.
    Levante la mano derecha y vertí la partícula 2 en la semilla con la presencia de la Diosa de la Paz.

    Partícula 3
    Para esta partícula tuve que reconocer que la imágen de los Ents de las películas del Señor de los anillos aún me habitaba. Curiosamente esta es una imágen de guerra. Qué lástima no? Así que decidí concentrarme en la paz del mundo vegetal con la plantas bailando en mi mundo interior. Qué hermosura! Qué amabilidad y constante ritmo. a partir de ese sentimiento busqué un camino hasta llegar a la respiración de la Tierra. De nuevo como al principio con el infinito, el hecho de abarcar la Tierra entera me costó un poco. Tal vez debería de practicar imaginar el infinito? Estoy tratando de abrirme al macrocosmos. En todo caso de nuevo me dije que los seres espirituales entendieron mi impulso.
    Levanté la mano derecha y vertí la tercera partícula. Al verterla se me confirmó la paz que se estaba acumulando dentro de la semilla. Las partículas 1 y 2 se fortalecieron y estaba claro: algo estaba sucediendo.

    Partícula 4
    Con amor y firmeza sentí que vaciamos los cuerpos físicos atrapados de esos tesoros. Y su fuerza etérica volvió a la Tierra. Sentí que esto ya se acercaba más al plano físico lo cual fué una sensación muy interesante.

    Parícula 5
    Empecé el proceso imaginativo: la Diosa negra apareció en el espacio abajo a la izquierda de la Tierra flotando en el espacio. Su vientre tiraba mucho. La fuerza sin nombre fué arrancada de la Tierra, la civilización y las personas. En ese entonces surgió algo muy fuerte dentro de mi: me pregunté: Acaso creo en esto? Y con mucha honestidad vi en mi que no creí que era posible. En mi vivía la idea: el sufrimiento, las guerras, la miseria son parte de la vida. Así es. La guerra es normal…
    Qué fuerte fue darme cuenta que tenía normalizado dentro de mí la crueldad de este ser sin nombre. En un vacío interior creé nuevamente dentro de mí las imágenes de la Diosa Negra. Envié todo lo que pude a su vientre. Ella sabrá qué hacer.
    Levanté la mano derecha y vertí la partícula 5.

    Sembrar las Semillas:
    TRas toda esta actividad, cerré mi mano. Formé la semilla y bailé con ella. Hice sonidos con mi voz, preparé la Tierra con mi calor del corazón, el agua de mis emociones y mi dedicación a la belleza. El primer lugar que elegí fue el jardín de mi casa paterna en Suiza. Para sanar el lugar, la onda se expandió a la ciudad, al lago, a las montañas.
    El segundo lugar fue en Guatemala donde crecí. Lloré muchísimo. La verdad nunca había llorado por un lugar de la Tierra. Cuánto sufrimiento existe en ese país! Sembré la semilla con la ayuda de muchos seres. Muy firmemente sembramos la semilla de la paz abarcando todo el país.
    Después sembré otra en el jardín de unos amigos en el sur de Francia y finalmente en el medio oriente.
    Descubrí que esos eran los lugares en mi interior que surgieron para ser sembrados. Me levanté y sembré una semilla acá mismo donde estoy y agradecí.

    El adiós:
    Me dí cuenta lo importante que es eta misión. Qué trabajo tan intenso el propuesto por Marko y Gudrun y todos los colaboradores que promueven estos talleres.

    Desde que traduje el taller al español la frase: ”camina tus senderos de la paz” me trajeron lágrimas a los ojos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *